Usted está aquí

14.ª reunión anual de la Red Europea de Monitoreo del Mercado Laboral Regional (EN RLMM)

18 Octubre 2019

Evaluar el empleo informal y las necesidades de calificaciones: enfoques y perspectivas del monitoreo de los mercados laborales regionales y locales 

Resumen de la reunión anual de 2019 de la Red Europea de Monitoreo del Mercado Laboral Regional

 

La 14.ª reunión anual de la Red Europea de Monitoreo del Mercado Laboral Regional (EN RLMM) tuvo lugar en Moscú, los días 3 y 4 de octubre. La reunión anual se celebró por primera vez en Rusia. Su organización corrió a cargo del Instituto de Estudios Socioeconómicos de Población (ISESP) en el marco del fascinante edificio de la Academia de Ciencias de Rusia, uno de los muchos e impresionantes edificios próximos al río Moscova. El ISESP forma parte de la Academia de Ciencias de Rusia y es experto en el tema del empleo informal, por consiguiente, especialmente apto para organizar la reunión anual de este año, que tuvo por título «Evaluar el empleo informal y las necesidades de calificaciones». Por lo tanto, como cabía esperar, la conferencia se realizó con éxito, con más de 100 participantes inscritos procedentes de muchos y diversos países y con el interés de los medios de comunicación que se puso de manifiesto en una conferencia de prensa. La reunión anual congregó a participantes provenientes principalmente del mundo académico, institutos de investigación y organismos públicos, indudablemente muchos de Rusia, pero también de países como Alemania, Egipto, España, Francia, Italia, Luxemburgo, Marruecos, Polonia, Reino Unido y Suecia. Como es habitual, la reunión anual estuvo precedida por un procedimiento de convocatoria para la presentación de ponencias sobre el tema que tuvo como resultado la antología de este año, que lleva el mismo título que la conferencia. Aunque varios artículos de la antología se presentaron en el transcurso de la conferencia, el programa también incluyó presentaciones de las investigaciones y los estudios de otros expertos sobre el sector informal o el monitoreo del mercado de trabajo.

 

 

El empleo informal es una cuestión multidisciplinar

 

Al principio, el discurso de bienvenida de la conferencia destacó de inmediato la importancia de la economía informal. Según cifras de la OIT, dos mil millones de personas en todo el mundo están empleadas de manera informal, lo que equivale a más del 60 % de la fuerza laboral mundial. A pesar de estas impactantes cifras, según las estimaciones, la economía informal continúa extendiéndose. Durante la segunda mitad del siglo XX, se «descubrió» como fenómeno socioeconómico de desarrollo. Hoy en día, es evidente que es una permanente «superación de la sociedad capitalista», excesivamente representada en los países menos desarrollados, aunque parte importante de toda economía.

Durante dos días de intensa actividad, la conferencia hizo evidente para todos los participantes que el empleo informal es una cuestión intrínsecamente multidisciplinar. Aspectos tales como los ingresos, la pobreza, la política tributaria y la base imponible se abordaron conjuntamente, así como otros tan evidentes como la migración, el género, la corrupción, la educación y la geografía. El programa de la conferencia ofreció, por consiguiente, las perspectivas de numerosas disciplinas académicas, por ejemplo, la economía, la geografía, el derecho, las ciencias políticas y la sociología. El anfitrión de la conferencia, el ISESP, es una institución inter y multidisciplinar, con plazas de investigación, por ejemplo, en economía, sociología, demografía, filosofía y matemáticas.

 

Varios, si no la mayoría de los ponentes, se centraron en la cuestión de la definición de la economía informal o la abordaron de alguna manera. La conferencia ofreció planteamientos interesantes de este problema metodológico fundamental e intrínsecamente complejo, resaltando inevitablemente algunos de los muchos conceptos que se utilizan para captar la naturaleza imprecisa de la informalidad (como «atípica», «irregular», «gris», «no convencional», «libre de impuestos», «ilegal», «por cuenta propia», y «delictiva»). Durante el primer día de la conferencia quedó claro para el público que no existe ninguna definición común global de empleo informal. Si bien la OIT ha desempeñado históricamente un papel clave para abordar el empleo informal, la OCDE y la UE, por ejemplo, tienen sus propias definiciones. A escala nacional, por ejemplo, la Plataforma Europea para combatir el problema del trabajo no declarado puede ayudar con respecto a la convergencia en la definición de trabajo no declarado. No obstante, cada Estado miembro tiene su propia definición. En la práctica, los estudios mediante encuesta presentados en la conferencia mostraron que un enfoque común consiste en utilizar una serie de preguntas para definir el empleo informal. Normalmente, las preguntas permiten posteriormente la cuantificación de la informalidad para los fines específicos de la investigación, ya se refiera esta al trabajo no declarado, precario o sin registrar. Probablemente sin excepción, los participantes en la conferencia estarían de acuerdo en que las expectativas de encontrar una definición verdaderamente general y polivalente de empleo informal no son prometedoras. Más bien, el mensaje general es que, a la hora de abordar la «informalidad», el contexto socioeconómico y el propósito específico del investigador son clave para obtener información de calidad sobre el mercado laboral.

 

 

La informalidad está generalizada y es polifacética

 

Si bien los datos cuantitativos sobre la economía informal en sí subrayan su importancia, la naturaleza generalizada de este fenómeno puede haber sido sorprendente incluso para los ponentes de la conferencia. Mientras que el trabajo precario está fuertemente relacionado con el nivel general de desarrollo de un país, las corrientes migratorias parecen sostener notablemente las malas condiciones laborales también en las economías desarrolladas. En países tan diversos como España, Polonia y Rusia, los ponentes y los participantes además dieron testimonio de informalidad muy por encima de los extremos inferiores de la escala de ingresos. Para este grupo, la informalidad se refiere a profesionales altamente calificados, como profesores, dentistas, artesanos cualificados y especialistas en TIC, que consiguen trabajar de forma «clandestina» por completo o en un grado sorprendente alto. En general, parece no haber prácticamente diferencia entre «ocasional» o «parcialmente» y «permanente» o «totalmente» en lo que se refiere a la informalidad. En muchos países, por ejemplo, las empresas formales realmente actúan como medio de empleo informal, con parte de la fuerza laboral no registrada. Por el contrario, en Alemania la iniciativa de calificación del estado federal de Hesse intentará «formalizar» la enorme cantidad de servicios domésticos utilizados por las personas mayores y los discapacitados. Por último, en términos geográficos, la economía informal puede variar considerablemente incluso dentro del mismo contexto nacional. Así, mientras la producción informal de bienes y servicios en Italia se calcula que ascenderá a 530 000 millones EUR al año (un tercio del PIB nacional), la informalidad está mucho más extendida en el sur. De forma análoga, la economía informal urbana de Moscú es completamente diferente de la economía informal rural de las pequeñas ciudades, que siguen representando la mayor parte de las ciudades rusas en la actualidad. Pero la economía informal urbana y rural sigue estando estrechamente unida por el otkhodnichestvo, una institución tanto formal como informal a través de la cual se vinculan flujos laborales caracterizados por la estacionalidad.

A pesar de las muchas facetas del empleo informal, existen una serie de factores determinantes, quizás sobre todo cuando se trata de trabajo precario. Los jóvenes y las personas mayores están desproporcionadamente representados en este adverso segmento del mercado laboral. Sin embargo, aunque el motivo de la subsistencia es totalmente predominante para los ancianos, en el caso de los jóvenes el empleo informal bien puede ofrecer una oportunidad de formación de capital humano, así como una futura transición a la economía formal. El trabajo precario también está estrechamente relacionado con los trabajadores poco calificados y los ingresos de los hogares pobres. En términos más generales, el tipo de empleo informal que se realiza tiende a diferir considerablemente según el género y la zona de residencia (rural/urbana). En relación con el sector económico, el sector informal urbano está especialmente extendido en la construcción y en el sector de los servicios poco cualificados. Por último, la migración es otro factor determinante del empleo informal. En Rusia, por ejemplo, se prevé que hasta cinco millones de migrantes no registrados formen parte de la fuerza de trabajo informal, principalmente provenientes de los estados de la anterior Unión Soviética.

 

¿Qué se puede decir del empleo informal en el futuro?

 

A medida que cambia el mundo laboral, también lo hace el dinámico mundo del trabajo no regulado. El incremento en la última década del comercio internacional, la digitalización y la migración afectan inevitablemente al empleo informal. Estos son asuntos que se abordaron repetidamente durante la conferencia, sin embargo, huelga decir que siguen siendo temas interesantes y complejos del monitoreo del mercado laboral regional. La inteligencia de datos, por ejemplo, puede recopilar y agregar opiniones individuales sobre informalidad de los medios de comunicación social. Y ¿cómo afectará la creciente «economía de bolos» al empleo informal?

 

Victor TANAKA, Arbetsformedlingen, SWEDEN