Usted está aquí

La AMSPE participa en la reunión del Grupo de trabajo sobre empleo del G20

28 Mayo 2014

 

El desajuste de las calificaciones es un reto global.  En una reciente reunión del Grupo de trabajo sobre empleo del G20 celebrada en París, a la que la AMSPE fue invitada, se debatió cómo afrontarlo.

 

- El desarrollo de un marco común sobre cómo definir y utilizar las calificaciones y competencias en el proceso de adecuación es un importante paso adelante, declaró Elisabet Arp, Presidenta de AMSPE.

 

El Grupo de trabajo sobre empleo del G20 se creó en 2011 como punto de encuentro para el diálogo y el intercambio de información sobre temas de empleo. El Grupo de trabajo debe entregar a los ministros de Trabajo y Empleo del G20 sus recomendaciones para impulsar la creación de empleo y la participación, evitar el desempleo estructural – centrándose en el desempleo a largo plazo y en las políticas de apoyo a los jóvenes – y en trabajos de mayor calidad.

 

En la reunión de París se destacó, entre otros, el problema del desajuste de calificaciones. Tal como señaló Fons Leroy, Director General del VDAB, servicio público de empleo de Flandes, que también representaba a la AMSPE, incluso cuando el nivel de desempleo es alto hay una gran escasez de calificaciones y un número creciente de puestos vacantes. Un reto especial es el fenómeno mundial de los demandantes de empleo que tienen un exceso de formación pero carecen de calificaciones para los puestos que necesita el mercado de trabajo. Por otra parte, las calificaciones que exigen los empleadores no quedan cubiertas necesariamente por el actual sistema de clasificación y cualificación, lo que dificulta aún más una adecuación correcta.

 

- “Efectivamente, es muy importante desarrollar herramientas que recojan mejor todas las calificaciones y competencias”, dijo Elisabet Arp, señalando que el desarrollo de un marco común sobre la forma de definir y utilizar las calificaciones en el proceso de adecuación sería un gran paso adelante.

 

Tanto ella como Fons Leroy destacaron el importante papel de los servicios públicos de empleo cuando los mercados de trabajo se vuelven más complejos e inseguros, y cuando las personas tienen que cambiar de profesión más a menudo. Fons Leroy dio varios ejemplos de lo que los servicios públicos de empleo pueden hacer:

 

En la zona flamenca de Bélgica, los demandantes de empleo y los empleados pueden crear carteras de calificaciones que recogen aquellas adquiridas en su trabajo, en el colegio o durante su tiempo libre. Las calificaciones y competencias registradas se tienen en cuenta en el motor de búsqueda de adecuación de VDAB.
 

Los servicios públicos de empleo pueden tender puentes entre educación y empleo proporcionando plataformas para colegios, instituciones de formación profesional, ayuntamientos, organizaciones empresariales y empresas para lograr sinergias entre experiencia, público objetivo e infraestructuras.
 

Los servicios públicos de empleo pueden ofrecer servicios de orientación profesional: como agentes de información neutrales pueden aportar sus conocimientos sobre tendencias y necesidades de capacitación.

 

Ambos se mostraron de acuerdo en la importancia de la colaboración entre las distintas partes interesadas y de los propios servicios públicos de empleo entre sí.

 

- “Todas las partes interesadas deben participar para moderar el desajuste de calificaciones y permitir que todos los ciudadanos desarrollen sus talentos al máximo”, dijo Fons Leroy.

- “Los cambios constantes y continuos requieren servicios públicos de empleo ágiles y nosotros necesitamos intercambiar experiencias y encontrar nuevas formas de colaborar”. La AMSPE es un buen foro para ello, señaló Elisabet Arp

 

 

Tags: 
G20 taskforce