Usted está aquí

La inteligencia artificial al servicio del empleo

19 Marzo 2021

 

Desde 2019, el gobierno francés puso a disposición de Pôle Emploi (la oficina de empleo francesa) una importante dotación financiera para “implantar la inteligencia artificial como palanca de vuelta rápida a un empleo sostenible”. En el marco de la transformación de la acción pública, este fondo denominado “Intelligence emploi” (inteligencia Empleo) tiene como objetivo mejorar la eficacia de Pôle Emploi y facilitar las misiones de los agentes. Como parte de este proyecto, el Departamento Internacional de Pôle Emploi (Departamento de Europa y Relaciones Internacionales) lanzó una consulta a los servicios públicos de empleo europeos en julio de 2020, para disponer de una visión general de las iniciativas desarrolladas en el ámbito de la inteligencia artificial.

 

Esta encuesta tenía dos objetivos: 

 

•Tener una visión general de las iniciativas llevadas a cabo por los servicios públicos de empleo europeos en el ámbito de la inteligencia artificial: impacto de la IA en cuanto a la estructura económica y al empleo, métodos adoptados para transformarse a través de la IA, soluciones de IA elaboradas, etc.

•Recoger los intereses de cada socio para definir un posible marco de cooperación.

 

 

La consulta consistió en un cuestionario enviado a 30 socios europeos de los SPE.

 

Un primer análisis de las respuestas muestra que la mayoría de los Estados miembros de la UE desarrollaron estrategias en cuanto a la utilización de la IA en los SPE. El trabajo se centra en la evolución del mercado laboral, el desarrollo de nuevas competencias y la aplicación de herramientas de predicción. Y, la visión de la Inteligencia Artificial para los SPE se enfoca particularmente en el apoyo a la toma de decisiones.

 

Las principales enseñanzas derivadas de este amplio estudio se centran en cinco aéreas: 

 

1.La ética constituye una cuestión clave para los distintos SPE implicados:

 

La gran mayoría de los SPE han realizado trabajos sobre el tema de la ética, independientemente de cómo hayan avanzado y madurado en materia de IA: para todos ellos, la definición de un marco ético en este asunto representa un requisito previo esencial para lograr este proceso de transformación por la IA. 

 

En este sentido, existe un consenso entre los SPE sobre el hecho de que las herramientas de IA deben permanecer subordinadas al ser humano y facilitar la búsqueda de empleo.

 

2.Impacto RH y gestión del cambio: en términos de recursos humanos, varias tendencias surgen:

 

En cuanto a los puestos de trabajo, se está produciendo un cambio gradual hacia funciones técnicas más especializadas: ingenieros de plataformas de IA, ingenieros de aprendizaje automático (ML), ingenieros de IA-Backend y arquitectos de IA/ML, etc., así como el mantenimiento de una amplia gama de competencias: ingenieros de datos, científicos de datos, expertos en aprendizaje automático, gestores de proyectos,

 

 

También asistimos a una evolución en la formación de los agentes/asesores (y de forma más generalizada) para sean conscientes del valor de los datos y de todas las acciones asociadas posibles.

 

En todas partes, la gestión del cambio requiere que la organización se aclimate globalmente a la IA y que los usuarios participen ampliamente en la elaboración de soluciones. Las competencias humanas no técnicas («soft skills» habilidades blandas), como la empatía, la flexibilidad, la creatividad y la elaboración de estrategias, son fundamentales para el desarrollo de la inteligencia artificial.

 

3.Relaciones exteriores y gobernanza: Las otras agencias y administraciones públicas siguen siendo los socios privilegiados de los SPE:

 

Los primeros socios de los SPE en el marco del desarrollo de la IA corresponden a las demás agencias gubernamentales y administraciones públicas, de nivel nacional o regional según los países. Esta colaboración se refiere en particular al tema del intercambio de datos y probablemente vaya intensificándose. Varios SPE mencionan también a socios del sector de la investigación, universidades e institutos. Las empresas se dedican principalmente a proporcionar conocimientos técnicos para implementar la IA (por ejemplo, con el desarrollo de modelos lingüísticos). No parece que se haya formalizado aún cualquier estrategia en relación con los GAFAM que constituyen más bien fuentes de inspiración. Algunos mencionan el proyecto de colaborar con ellos y con otras empresas privadas en el marco del intercambio de datos, lo que implica come ya dicho, en este aspecto, un cambio de cultura.

 

4.La gestión y ampliación de los datos parecen ser los principales motivos de preocupación para los SPE.

Para los diferentes SPE, la cantidad y la calidad de los datos aprovechables son fundamentales para desarrollar soluciones pertinentes. Varios SPE las mencionan como primer factor clave de éxito de una transformación por la IA. Sin embargo, la cooperación concreta en materia de intercambio de datos con diversos socios sigue siendo escasa o sólo abarca datos no personales (por ejemplo, datos del mercado laboral).

 

El cumplimiento del Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) aparece para todos como una obligación, pero también como una fuente de complejidad en el desarrollo del uso de la IA, y en particular en el intercambio de datos. 

El trabajo de estructuración de los datos cobra cada vez más importancia con una mayor necesidad de conocimientos especializados en esta materia.

 

5.Soluciones y resultados de la IA: Sus aportes se consideran prometedores, aunque los resultados todavía se miden poco a nivel cuantitativo.

 

Los SPE que se han embarcado en trabajos de IA suelen desarrollar soluciones basadas en esta tecnología para mejorar el conocimiento del mercado laboral, diagnosticar y predecir cuáles son los grupos de riesgo, todo ello con el fin de adecuar la oferta a la demanda. 

 

 

Hasta ahora, los resultados obtenidos, que siguen pareciendo poco medidos de forma cuantitativa, y sin ninguna forma de coherencia global

 

 

 

LAS PRÓXIMAS ETAPAS:

 

El SPE francés, Pôle Emploi, lanzará próximamente bilaterales con otros SPE europeos particularmente decididos o movilizados en este proceso o sobre temas específicos como la ética, la ontología para el mercado laboral, la gestión de datos, etc.  

 

En este sentido, pretende ampliar hoy este referente a otros SPE de otros continentes (Asia-Oceanía, África, América) e iniciar intercambios con organizaciones internacionales (OIT, AMSPE, UNESCO, Foro Económico Mundial, OCDE, etc.).

 

 

 

 

 

Contacto :

 

Thierry TOURBE

Chargé de relations et actions internationales

Direction Europe et Relations internationales

Direction Générale de Pôle emploi

thierry.tourbe@pole-emploi.fr